¡Falso!  Los perros y los gatos son capaces de distinguir los colores, pero es cierto que no como nosotros.

En la retina (tanto de perros y gatos, como de los seres humanos) hay dos tipos diferentes de fotorreceptores: los CONOS y los BASTONES.
La capacidad de detectar diferentes colores depende de los conos. Los seres humanos somos “tricromáticos”, lo que quiere decir que vemos un espectro de colores formado por tres colores primarios principales (rojo, verde y azul). Los perros y los gatos son, por el contrario, “dicromáticos”, lo que quiere decir que su gama de colores está más reducido y lo que nosotros veríamos de color rojo ellos lo verían con tonalidades más grisáceas (foto 1).

Por otro lado, también se sabe que la cantidad de conos en la retina de los seres humanos es mucho mayor que la de los perros y los gatos. Por tanto, Los animales presentan muchísimos más bastones que conos en su retina, que sirven para ver en blanco y negro y además que detectan muy rápido la luz, por lo que son fundamentales para ver bien en condiciones de oscuridad. Esto hace que los perros y los gatos vean muchísimo mejor que nosotros de noche.

Para saber más acerca de cómo ven nuestras mascotas, no tienen más que ver el siguiente enlace:  https://www.youtube.com/watch?v=2ejYsQ7L0L0